Érase una vez el Reino de la Tuentifor

Cuando Quito todavía tenía esperanza, existía un paraíso infernal sembrado en el corazón de la ciudad. Allí, putas, políticos y poetas se confundían. Allí había mercados y lupanares. Allí había vida. El reino de la Tuentifor, una crónica de Huilo Ruales Hualca.

Carta del señor Darcy

(Lea este artículo también enla web La Casa Ártica.) Queridos lectores:   ¡Cuántas cosas se han dicho y se dirán sobre el amor! Tal vez todas se parecen y es que ya se ha dicho tanto… Prefiero hablarles de las novelas de romance. Escogí el nombre sugerido por Guillermo Cabrera Infante porque novela rosa o... Seguir leyendo →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: