El pie de Lord Byron

Después de unas inmerecidas vacaciones, La rue Morgue vuelve, como no podía ser de otra manera, con una crónica sobre cadáveres profanados de poetas...

Anuncios

El robot de Ramón Gómez de la Serna

Ramón Gómez de la Serna coleccionaba toda clase de objetos en su torre de la Calle Velázquez, pero las joyas más valiosas eran las muñecas de cera. Se sabe que el escritor tuvo dos: la primera murió de “rotura irreparable” y la segunda, después de que su sexo helado inspiró cientos de greguerías, fue abandonada... Seguir leyendo →

Muerte al atardecer

“¡Escribo para mí!”, se defendió el joven poeta peruano antes de que alguien pensara siquiera en hablarle durante el recital. Su paisano era diferente. Hablaba con soltura de cervezas, musas, vagabundos y hasta se reía, esforzándose en bajar del pedestal de la Universidad San Marcos. El primer poeta respondía con un no sé categórico a... Seguir leyendo →

Rígor mortis

Me puse el mejor traje que tenía en el clóset, evitando mirar las cobijas revueltas de la cama matrimonial que estaba a mis espaldas. Ayer, justo después de que los hombres de la funeraria se llevaron el cuerpo de mi mujer, me eché en la cama sin siquiera tenderla. Su muerte era terriblemente dolorosa, pero... Seguir leyendo →

Cortocircuito

El Realismo Mágico es famoso en el mundo gracias a los latinoamericanos del "Boom", pero pocos de sus entusiastas seguidores conoce el nombre de Massimo Bontempelli, el escritor nacido en Como, Italia en 1878, quien desde la revista "Novecento" generó esta corriente como una forma de surrealismo bajo la égida de la lógica. El microcuento de esta semana pretende ser un homenaje a este italiano.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: