Rígor mortis

Me puse el mejor traje que tenía en el clóset, evitando mirar las cobijas revueltas de la cama matrimonial que estaba a mis espaldas. Ayer, justo después de que los hombres de la funeraria se llevaron el cuerpo de mi mujer, me eché en la cama sin siquiera tenderla. Su muerte era terriblemente dolorosa, pero … Sigue leyendo Rígor mortis

El lector fugitivo

Un homenaje atrasado al libro - cuya celebración fue hace una semana - y una serie de invectivas en contra del trabajo en su día. Estas se hallan justificadas porque, pese a que hasta en la Biblia nos hablan con emoción de aquel, lo cierto es que nos aleja de tareas espirituales como el cultivo de la mente y el espíritu, a través del estudio y la lectura ¿o no?