El robot de Ramón Gómez de la Serna

Ramón Gómez de la Serna coleccionaba toda clase de objetos en su torre de la Calle Velázquez, pero las joyas más valiosas eran las muñecas de cera. Se sabe que el escritor tuvo dos: la primera murió de “rotura irreparable” y la segunda, después de que su sexo helado inspiró cientos de greguerías, fue abandonada … Sigue leyendo El robot de Ramón Gómez de la Serna

Variaciones de una demanda judicial

Raymond Queneau y el grupo Oulipo jugaron con las posibilidades que derivaban de la interacción entre las matemáticas y la literatura. Ahora, La rue Morgue lo hace también con el objeto de explicar un episodio oscuro de la vida del escribidor de este blog...